• Philadelphia
  • Singles

De temporada: Betabeles (remolachas, betarragas, beterragas)

Los betabeles, cuya temporada va desde fines del verano hasta octubre, tienen un sabor dulce y una textura suave. Aunque tradicionalmente son de color granate, hoy en día los betabeles se consiguen de color amarillo dorado, blanco y rojo y también con rayas en tonos blanco y rojo. Además de servirlos como un acompañamiento de verduras, añádelos a las ensaladas de otoño para darles más sabor y color.

Cómo comprar

  • Selecciona betabeles que sean firmes y tengan su cáscara lisa y hojas verdes frescas. Los betabeles de tamaño pequeño a mediano son más blandos y dulces.
  • Recórtales las hojas verdes tan pronto puedas después de comprarlos, dejándolas de 1 a 2 pulgadas de largo.
  • Refrigera los betabeles en una bolsa plástica de 7 a 10 días.
  • Las hojas verdes duran menos tiempo y deben refrigerarse en una bolsa plástica sólo de 1 a 2 días.

Cómo preparar

  • Para un mejor resultado, cuece los betabeles enteros y sin pelar. Lávalos con cuidado para quitarles el polvo en su superficie sin perforar la cáscara. Al cocerlos con su cáscara, raíces y hojas intactas se minimiza la pérdida de color durante la cocción.
  • Los betabeles se pueden preparar hervidos, al vapor o asados y se pueden servir calientes o fríos.
  • Después de cocidos, pela los betabeles cuando estén suficientemente fríos como para manipularlos y quítales las raíces y las hojas. Para evitar que se te manchen las manos, usa guantes plásticos cuando los rebanes o piques.
  • Las hojas verdes de los betabeles se deben preparar, cocer y servir igual que la espinaca fresca. Para un platillo de acompañamiento sencillo, simplemente enjuaga, escurre y saltea las hojas verdes con un poco de aceite de oliva y ajo sólo hasta que se ablanden y salpimiéntalas a gusto.

Nutrición

  • Contienen pocas calorías
  • No contienen grasa ni colesterol
  • Buena fuente de folato

Con qué servir

  • Agrega rebanadas de betabeles cocidos y fríos a una ensalada verde y alíñala con tu aderezo favorito para ensalada KRAFT Salad Dressing.
  • Sustituye la col (repollo) morada por betabeles cocidos y rallados en tu ensalada de col favorita. Antes de rallarlos, asegúrate de no recocer los betabeles; para este uso, su textura debe ser ligeramente firme.
  • Asa betabeles junto con papas y otras verduras de raíz tuberosa para innovar en la cocina.
  • Dale un toque de épocas pasadas a tu cena, sirviendo betabeles encurtidos con queso cottage BREAKSTONE´S® Cottage Cheese o el de KNUDSEN®.

Betabeles (remolachas, betarragas, beterragas)