Retirada de Producto: Retirada voluntaria de 260 cajas del Producto Velveeta Receta Original Pasteurizada de Queso. Haga clic aquí.
Retirada de 18 SKUs de Knudsen Cottage Cheese, 9 SKUs de Breakstone’s Cottage Cheese, 5 SKUs de Simply Kraft Cottage
Cheese y 2 SKUs de Daily Chef Cottage Cheese. Haga clic aquí.

  • Philadelphia
  • Singles
  • Sabores del Campeonato

De Temporada: Tomates

Nada más veraniego que un tomate jugoso, madurado en su mata y aún tibio por los rayos del sol. Originarios de Sudamérica, los tomates pertenecen a la familia de las solanáceas junto con las papas y las berenjenas. En un principio, los europeos creyeron que eran venenosos. En EE. UU. sólo se convirtieron en un alimento básico en el siglo veinte y actualmente ocupan el tercer lugar de popularidad entre las verduras. Botánicamente son una fruta, pero el gobierno de EE. UU. los clasificó como verduras para propósitos comerciales.

Aunque se pueden conseguir frescos durante todo el año, son mucho más sabrosos en pleno auge de su temporada, de junio a septiembre. Trata de comprar tomates cosechados localmente en los “farmers´ markets”, donde los granjeros a menudo venden antiguas variedades que representan todos los colores del arcoíris. Deja que los versátiles tomates se luzcan en tus ensaladas, sándwiches, platillos de pasta y pizzas. Verás que el verano ¡nunca tuvo mejor sabor!

Cómo comprar

  • Selecciona tomates redondos, pesados, fragantes y de color intenso.
  • No deben tener manchas ni machucones.
  • Al apretarlos suavemente, deben ceder un poco y sentirse firmes al tacto. En general, los tomates blandos son aguados o están demasiado maduros.
  • Si los compras fuera de temporada, elige tomates roma o cereza, ya que estos tienen algo más de sabor que los tomates grandes y redondos.
  • Guarda los tomates maduros sin lavar y a temperatura ambiente hasta por 3 días. Nunca los refrigeres antes de cortarlos, ya que el frío les hace perder su sabor y les da una textura harinosa.
  • Para madurar tomates verdes, guárdalos en una bolsa de papel. No los pongas a madurar al sol.
  • Puedes refrigerar los tomates cortados en una envoltura de plástico por 2 días, aunque perderán sabor y textura. 

Cómo preparar

  • Lava los tomates con agua fría justo antes de prepararlos.
  • Para sándwiches y ensaladas, quítales el cabito y el corazón con un cuchillo para pelar. Rebánalos, pícalos o córtalos en cuñas con un cuchillo serrado.  
  • Para quitarle el corazón, ponlo de lado. Inserta la punta de un cuchillo serrado en el borde de la base del cabito. Simultáneamente gira el tomate y corta haciendo movimientos de sierra. Continúa así hasta separar el corazón para sacarlo fácilmente.
  • Para quitarle las semillas, corta transversalmente el tomate por la mitad. Sostén la mitad del tomate sobre un tazón y exprímelo con cuidado para sacarle las semillas. Si es necesario, usa una cuchara para quitarle las semillas restantes.
  • Para ahuecar un tomate para rellenarlo, córtalo por la mitad o córtale una rebanada por arriba. Quítale las semillas y la pulpa con una cuchara. Invierte el tomate ahuecado, dejándolo escurrir sobre papel toalla por lo menos 15 minutos antes de rellenarlo.

Nutrición

  • Excelente fuente de potasio
  • Contiene vitaminas A y C.
  • Bajo en sodio.

Con qué servir

  • Prepara rápidamente una salsa casera con tomates picados, cebollas, chiles jalapeños, cilantro y unas gotas de jugo de lima.
  • Para una comida veraniega fácil, mezcla pasta recién cocida con pesto y tomates picados en cubitos.
  • Añádeles color a unos pinchos a la parrilla, insertando tomates cerezas en las brochetas.
  • Para una instantánea ensalada de verano, acomoda en un platón tomates rebanados con mozzarella fresca, salpícalos con aceite de oliva y decóralos con albahaca fresca.
  • Incorpora tomates picados, sin semillas, a un guacamole o a otros “dips” cremosos para darle más color y sabor.

Tomates