Top
Kraft
Recetario

Cilantro

Cilantro

Compra

  • Seleccione manojos de cilantro que tengan colores brillantes y hojas frescas y fragantes. Para asegurarte de no confundirlo con el perejil, huele el manojo rápidamente para corroborar su aroma característico.
  • Evita comprar racimos con hojas marchitas, amarillentas o ennegrecidas.
  • Como la mayoría de las hierbas frescas, el cilantro es muy perecedero. Para su almacenamiento a corto plazo, refrigéralo en una bolsa de plástico con cierre, con 2 o 3 capas de toallas de papel por un par de días.
  • Para un almacenamiento más largo, coloca el manojo de cilantro en un recipiente con agua como si fuera un ramo de flores. Cubra la parte superior –sin apretarlo– con una bolsa de plástico. Refrigera hasta por una semana, cambiando el agua del recipiente cada 2 días.

Preparación

  • Lava el cilantro justo antes de usarlo y sécalo con toallas de papel. Antes de picar cilantro, asegúrate de que las hojas estén bien secas para evitar que se peguen al cuchillo.
  • Al picarlo, utiliza un cuchillo de chef en una tabla de cortar. También puedes colocar el cilantro en una taza medidora de vidrio o en un recipiente pequeño, y cortarlo en trozos pequeños con tijeras de cocina, realizando cortes rápidos y pequeños.
  • El cilantro sabe mejor cuando se usa fresco y cuando es añadido cerca del tiempo final de cocción. Puede perder un poco su sabor cuando se seca o se expone al calor.

Porciones

  • Mejora la apariencia y el sabor de tus platillos latinos favoritos –guacamole, enchiladas, tacos, tamales– adornándolos con hojas de cilantro enteras o picadas.
  • Espolvorea cilantro picado sobre tus platillos de salteados, pollo y hasta de curry, para darles una auténtica sazón.
  • Mejora el gusto y atractivo visual de platillos, como ensaladas de verduras (vegetales) y arroz, mezclándolos con un puñado de cilantro picado.
  • Dale un toque refrescante a tus platillos más picosos, al añadir unas cuantas ramitas de cilantro justo antes de servir.
  • Mezcla el cilantro picado con mantequilla ablandada, luego derrítela sobre elote (maíz) cocido caliente u otras verduras cocidas.
  • Sustituye al perejil por cilantro fresco en cualquier receta donde quieras disfrutar de su distintivo sabor.

Recetas:



>