Top
Kraft
Recetario

Ciruelas

ciruela
Las dulces y suculentas ciruelas pertenecen a la familia de las frutas con hueso/ pepa. En EE. UU. se cultivan más de 100 vairedades, y éstas se agrupan en dos categorías principales: japonesas o europeas.


Cómo comprar

  • Seleccciona ciruelas llenitas con un dulce aroma sin machuchones ni manchas resecas.
  • Su piel debe tener un color bien definido (las ciruelas rojas deben ser principalmente rojas y las moradas, principalmente moradas).
  • Una fina capa blanca o "vello" en su piel es natural y significa que están frescas.
  • Si la fruta se va a consumir inmediatamente, selecciona ciruelas que cedan a una presión suave y estén levemente blandas. Evita comprar las que estén muy blandas.
  • Si vas a dejarlas madurar en casa, selecciona ciruelas que estén firmes, pero no duras.
  • Deja madurar las ciruelas a temperatura ambiente de 1 a 2 días en una bolsa de papel (no plástica) sin cerrar bien. Míralas a menudo, ya que las ciruelas son bastante perecederas y maduran rápidamente.
  • Las ciruelas están maduras cuando ceden a una leve presión.
  • Usa las ciruelas maduras inmediatamente o refrigéralas hasta por 3 días.
  • No refrigeres las ciruelas que no están maduras, ya que esto inhibe el proceso de maduración y causa que la fruta se ponga harinosa, reseca y pierda su sabor.

Cómo preparar

  • Por lo general las ciruelas se consumen con su piel. Lava la fruta antes de cortarla.
  • Antes de rebanarlas, quítale los huesos a las ciruelas que tienen huesos que se separan de la fruta. Córtalas por la mitad alrededor del borde del hueso. Gira las mitades en dirección contraria para separarlas. Saca el hueso.
  • Para rebanar o cortar en cuartos las ciruelas con el hueso adherido a la pulpa, usa un cuchillo para pelar y hazles cortes hacia el centro alrededor del hueso, levantando cada rebanada.
  • Prueba las ciruelas antes de cocinarlas. Las variedades ácidas pueden requerir más azúcar que lo indicado en las recetas. Balancea el sabor de las variedades dulces con unas gotitas de jugo de limón.
  • Evita recocer las ciruelas, porque la piel se deshace y forma un puré.

Nutrición

  • Excelente fuente de vitamina C.
  • Bajas en sodio.

Con qué servir

  • Agrega rebanadas de ciruelas a tus ensaladas verdes o de frutas favoritas.
  • Corona los panqueques o los gofres (waffles) con ciruelas rebanadas, trocitos de pacanas (nueces) tostadas PLANTER Pecan Pieces y jarabe con sabor a arce.
  • Añade ciruelas rebanadas a una bandeja de queso cheddar fuerte KRAFT Sharp Cheddar Cheese y queso azul ATHENOS Blue Cheese. Sirve este fácil antojito con galletas surtidas NABISCO Crackers.
  • Corona los pasteles tipo "shortcakes" con ciruelas rebanadas en vez de usar fresas.
  • Úsalas para preparar postres horneados como tartas jugosas y crujientes tipo "crisps".
  • Escalfa ciruelas partidas por la mitad en vino blanco con especias o en jugo de frutas y sírvelas solas o con helado o bizcocho de mantequilla (pound cake).
  • Las ciruelas se complementan bien con canela, nuez moscada, clavos de olor, limón, naranja, carne de ave y de cerdo.

>