Top
Kraft
Recetario

Frambuesas

frambuesas

Un auténtico fruto del verano, las frambuesas tienen un sabor intenso, dulce y levemente ácido. La temporada alta es de junio a agosto y hay tres variedades principales: rojas, negras y doradas. Aunque todas tienen un sabor similar, las frambuesas rojas son las más populares y las más fáciles de conseguir. Botánicamente están relacionadas con las zarzamoras (blackberries), pero las zarzamoras negras son un fruto totalmente diferente, no hay que confundirlas con la variedad negra de las frambuesas.

Esta deliciosa baya de verano se puede servir simplemente con un poco de azúcar o crema o combinada con otras frutas en tartas o pasteles de fruta. Además, son deliciosas en ensaladas, salsas, mermeladas, tartas de frutas y pudines.

Cómo comprar

  • Las frambuesas tienen mejor sabor cuando se compran durante su temporada y las que son cosechadas localmente.
  • Elige frambuesas rellenas, secas, de color brillante y sin el cabito. (Los cabitos son señal de que las bayas no están maduras y tendrán un sabor ácido.)
  • Si vienen en un envase de cartón, asegúrate de que al fondo del envase no hayan manchas de jugo ni frambuesas mohosas o aplastadas.
  • Las frambuesas son muy perecederas y se deben consumir tan pronto posible después de comprarlas.
  • Revisa las frambuesas antes de guardarlas y desecha las que estén mohosas.
  • Refrigera las frambuesas, sin lavar, en una sola capa cubiertas con papel toalla húmedo de 1 a 2 días.
  • Congela las bayas, lavadas y secas, colocándolas en una sola capa en una bandeja para hornear. Congélalas hasta que estén firmes y luego transfiérelas a bolsas aptas para congelador. Congélalas hasta por 9 meses.

Cómo preparar

  • Desecha las frambuesas que estén dañadas.
  • Enjuágalas cuidadosamente con agua fría justo antes de usar; nunca las dejes remojando porque absorben mucha agua.
  • Ponlas a secar separadas sobre papel toalla.
  • No descongeles las frambuesas antes de usarlas. Como no mantienen su forma después de congeladas, úsalas para repostería o molidas.
  • Para moler las frambuesas y usarlas en una salsa, usa un procesador de alimentos o licuadora. Pasa las bayas molidas por un colador para quitarle las semillas antes de usarlas.

Nutrición

  • Excelente fuente de vitamina C.
  • Excelente fuente de fibra.

Con qué servir

  • Espolvorea 1 cucharada de azúcar sobre una pinta de bayas. Déjalas reposar 30 minutos a temperatura ambiente. Sirve una salsa de frambuesas con panqueques o gofres (waffles), helado, bizcochos tipo "shortcake" o de mantequilla (pound cake) o pastel ángel.
  • Añade un puñado de frambuesas a la licuadora cuando prepares batidas.
  • Forma capas de frambuesas frescas, yogur y granola o pudín JELL-O Pudding para serivr al desayuno o como postre helado.
  • Decora postres como el Cheesecake PHILADELPHIA con frambuesas y hojitas de menta frescas.
  • Mezcla frambuesas frescas con fruta, ensaladas verdes o de pollo y alíñala con tu aderezo favorito KRAFT Dressing.
  • Sustituye un cuarto de la fruta fresca en tu tarta o pastel de frutas favorito por frambuesas o deliciosas combinaciones de fruta, tales como manzanas con frambuesas.

>