Top
Kraft
Recetario

creme brulee de moras azules

 cielo03
Preparación
0
min
Tiempo Total
3
h
Rinde

0

Necesitas

Mostrando las ofertas en -1, -1 -1
Mostrar las ofertas
Cambiar código postal
Seleccionar todo
Añadir a la lista de compras

Hazlo

Haz clic en cada paso para marcarlo como completo

  • • Colocar las moras azules, en partes iguales, en 6 recipientes de cerámica de ¾ de capacidad.
  • 1. En una cazuela mediana, verter la crema liquida y la entera, y mezclar. Partir la raja de vainilla en dos y añadir a la crema. Poner la cazuela a fuego lento y dejar que la mezcla suelte el hervor. En un tazón mediano, incorporar el azúcar y las yemas a batir durante 1 minuto, hasta que quede de color pálido y ligeramente espesa.
  • 2. A la mezcla de huevo, agregar la crema recién hervida, moviendo constantemente; retirar las medidas rajas de vainilla. Vaciar todo a la cazuela y cocer a fuego lento durante 5 minutos, moer constantemente, hasta que la natilla espese, sin que hierva. Verter la mezcla en los recipientes con moras azules; dejar enfriar un poco y refrigerar por lo menos 3 horas, hasta que la natilla cuaje.
  • 3. Precalentar el horno a la máxima potencia. Espolvorear la superficie de los recipientes con el azúcar restante y asar hasta que se disuelva y caramelice. Sacar y dejar de enfriar las natillas por completo antes de servir. No refrigerar, pues el azúcar tomará consistencia liquida. Servir el postre decorado con moras frescas.

Notas

Nota: este postre puede prepararse con un día de anticipación y refrigerarse, tapado, hasta que vaya a consumirse. Una vez caramelizado, se sirve a más tardar en media hora y no debe refrigerarse, o el frió arruinará la cubierta de caramelo. Es importante que el azúcar se caramelice rápido y a fuego muy alto, ya que si se cuece durante mucho tiempo, puede hervir y echarse a perder. Colocar lo más cerca posible del fuego y calentar sólo durante 3 minutos. En los restaurantes usan una parrilla comercial muy caliente que se conoce como salamandra, o un hierro incandescente especial. En casa es difícil lograr ese acabado, sin embargo se obtiene buenos resultados si se emplea un soplete especial para repostería; es importante seguir las instrucciones del fabricante para su uso y extremar precauciones para evitar accidentes. Si se prefiere, las moras pueden reemplazarse por grosellas, frambuesas o fresas pequeñas y muy maduras.

calificar y comentar

239750

>