Top
Kraft
Recetario

El automonitoreo se hace fácil

Cuando una persona padece de diabetes, es importante revisarse los niveles de azucar en la sangre. Revisarse los niveles regularmente le permite anticipar elevaciones y disminuciones drásticas en los mismos y le ayuda a identificar la manera en que se ven afectados por alimentos, medicinas, actividad, enfermedades e incluso estrés. Así, usted podrá hacer los ajustes necesarios para mantener sus niveles bajo control, de modo que la diabetes no le provoque malestar. Nosotros le llevamos algunas dudas comunes a Bonnie R. Giller, RD, CDN, CDE, una terapeuta nutricional médica de BRG Dietetics & Nutrition en West Hempstead, Nueva York.

El mejor medidor
Costo: Verifique si su compañía aseguradora impone restricciones en cuanto al costo o modelo de los medidores. Asimismo, averigüe si cubre el costo de las tiras reactivas. Un medidor de menor precio podría costarle más a la larga si emplea tiras reactivas que no estén cubiertas por su seguro.
Tamaño: Los medidores más pequeños son buenos porque son más portátiles, pero los más grandes podrían ser mejores para las personas que no ven bien o a quienes les tiembla el pulso.
Facilidad de uso: Algunas tiras reactivas son más fáciles de usar que otras y algunos medidores requieren una muestra más grande de sangre que otros. Si no está seguro, pídale a su médico o educador de diabetes que le ayuden a comparar productos.
Características: Los medidores más nuevos pueden organizar automáticamente los resultados preprandiales y postprandiales. Algunos medidores incluso pueden almacenar hasta 250 lecturas en la memoria y organizar sus datos en forma de tablas y gráficas.

¿Cómo puedo hacer que las punciones duelan menos?

Con unos cuantos pasos sencillos:

  • Primero, lávese las manos con agua caliente para aumentar el flujo de sangre hacia las mismas.
  • Antes de hacerse la punción en el dedo, extienda su brazo hacia abajo y apriete la punta del dedo para que se llene de sangre.
  • Reduzca la profundidad de la lanceta lo más que pueda pero de modo que aún le salga una buena gota de sangre.
  • Haga la punción a los lados —y no en el centro— de su dedo, donde hay menos terminaciones nerviosas.
  • Use ambos lados de todos los dedos, rotando los sitios, para que a cada dedo le toque la punción con menor frecuencia.
  • Pruebe usar un medidor que requiera menos sangre o que le permita hacer la punción en otras partes del su cuerpo, como en los muslos. (No debe hacerse la punción en otros sitios cuando esté revisando niveles bajos de azúcar en la sangre).

¿Cómo obtengo resultados más exactos?

Los medidores caseros generalmente determinan los niveles de glucosa con bastante precisión. Para reducir la probabilidad de una lectura imprecisa:

  • Procure que su medidor siempre esté limpio y guárdelo en un lugar fresco y seco.
  • Asegúrese que el código del medidor sea igual al código de la tira reactiva.
  • No use tiras reactivas que ya hayan caducado.
  • Realice una prueba con una solución de control, siguiendo las instrucciones del fabricante, la primera vez vaya a usar su medidor y siempre que abra un frasco nuevo de tiras reactivas.
  • Asegúrese que esté aplicando suficiente sangre a la tira reactiva.
  • Hágase una revisión del nivel de glucosa delante de su médico, quien podrá darle sugerencias para mejorar su técnica.

¿Realmente necesito registrar los resultados?

Llevar una bitácora de resultados puede darle pistas cuando necesite averiguar por qué sus lecturas son tan bajas o tan altas algunos días pero no otros. También le ayuda a disminuir su ansiedad cuando le sale una lectura muy baja. En lugar de sentirse mal, puede aplaudirse por tomar el control, registrar sus resultados y aprender a mejorar sus niveles. Ya sea que los registre en papel o en algún medio electrónico, siempre incluya la fecha, la hora y los resultados de la prueba de sangre, así como los alimentos que haya ingerido, la actividad que haya realizado y los medicamentos que haya tomado. También anote cualquier enfermedad o situación estresante, ya que ambas pueden tener un impacto en sus lecturas. Muchos de los medidores más nuevos le permiten transferir sus resultados a una computadora. Si elige usar un medidor como estos, asegúrese agregar de inmediato los detalles de sus alimentos, actividades y otros factores para que después no tenga que luchar por recordar lo que comió o hizo ese día.

>