Top
Kraft
Recetario

Carbohidratos: Coma sin Confusión

Consultamos a una experta en nutrición para descubrir 7 puntos esenciales sobre los carbohidratos y la diabetes.

No podemos evitarlos—están en el pan, el arroz, la leche, el cereal, la toronja (pomelo), el maíz y las galletitas. Pero eso no es malo. A fin de cuentas, todos necesitamos carbohidratos. “Se ha dicho tanto acerca de los carbohidratos que muchas personas ahora piensan de que son malos”, dice Amy P. Campbell, RD, CDE, gerente del programa educativo del Centro Joslin para la Diabetes en Boston. Hablar de carbohidratos es aún más confuso para las personas que sufren de diabetes porque su ingestión puede conducir a una elevación pronunciada en su nivel de azúcar . Sin embargo, los carbohidratos son importantes, ya que le brindan energía a nuestro cuerpo. A continuación encontrará la que necesita saber para hacer elecciones inteligentes y fáciles acerca de los carbohidratos.

sustituciones sensatas
CAMBIE SUS
CARBOHIDRATOS
SUSTITUYA POR
Arroz blanco Arroz integral
Cornflakes Hojuelas de salvado
Pan blanco Pan multigrano
Jugo de naranja Naranja
Papa al horno Camote
Pasta normal Pasta integral
Puré de manzana Manzana

1] EQUILIBRARLOS ES LO MEJOR. En personas con diabetes tipo 2, la insulina —es decir, la hormona que convierte el azúcar en combustible— no hace bien su trabajo. De tal modo, si usted sobrecarga su organismo con carbohidratos, este no podrá convertirlos todos en energía que pueda utilizar. En cambio, el azúcar se acumulará en la sangre. Este proceso sucede con mucha rapidez con los carbohidratos. Pero tampoco puede evitar por completo los carbohidratos y la energía que le brindan a su cuerpo. Una mejor estrategia: equilibrar su consumo de carbohidratos a lo largo del día. Muchas personas con diabetes disfrutan tres o cuatro raciones de carbohidratos (o 45–60 gramos de carbohidratos) en cada comida y una o dos raciones de carbohidratos (15–30 gramos de carbohidratos) en las meriendas (refrigerios, tentempiés). Colabore con su doctor para encontrar las cantidades adecuadas para usted.

2] NO ES CULPA DEL AZÚCAR. Quizá haya escuchado a alguien referirse a la diabetes como “un problema de azúcar”. Pero la verdad es que el azúcar no es el enemigo. Es sólo un tipo de carbohidrato. Lo que mayor impacto tendrá sobre sus niveles de azúcar en la sangre es la cuenta total de carbohidratos, no el tipo. Está bien comer una pequeña ración de helado de vez en cuando, siempre y cuando los incluya en la cuenta total de carbohidratos que tiene permitido ingerir cada día. Una vez dicho esto...

3] LOS CARBOHIDRATOS SÓLO SON PARTE DEL CUADRO NUTRICIONAL . Pues bien, ya sabemos que el azúcar no es un alimento prohibido. Tampoco lo son las papas a la francesa y las sodas. Pero suponiendo que estos gustitos sabrosos pudieran incluirse como parte de la ingesta diaria de carbohidratos que usted tiene permitido comer cada día, tampoco es una buena idea incluirlos con demasiada frecuencia. Al considerar la cantidad de carbohidratos en un alimento, no se olvide de tomar en cuenta sus beneficios nutricionales. Así que si quiere comerse una rebanada de pizza, busque una opción que contenga menos grasa y un pan que sea una buena fuente de cereales integrales. Otras buenas elecciones: pan, pasta y galletas integrales; arroz integral; cereales altos en fibra; frutas y verduras; yogur y leche bajos en o sin grasa.

El azúcar no es el enemigo, sino un tipo de carbohidrato

4] APRENDA A CONTAR . Los dietistas, doctores e incluso los recetarios a veces hablan de “cuentas de carbohidratos” o de “raciones de carbohidratos” en vez de medir los carbohidratos en gramos. He aquí cómo hacer la conversión:

15 GRAMOS DE CARBOHIDRATOS = 1 RACIÓN DE CARBOHIDRATOS

Así que si usted come algo que contiene 30 gramos de carbohidratos, eso equivale a 2 raciones de carbohidratos.

5] TOME EN CUENTA ESTOS CONSEJOS PARA CONTARLOS. Si contar carbohidratos le parece complicado, hay algunas herramientas que puede usar para facilitar el conteo.

para tomar en cuenta
LAS MINICOMIDAS PUEDEN SER LO MÁXIMO
“Algunas personas prefieren comer cinco o seis minicomidas a lo largo del día (30 gramos de carbohidratos o menos por comida) en vez de hacer tres comidas al día”, dice Amy P. Campbell, RD, CDE, gerente del programa educativo del Centro Joslin para la Diabetes en Boston. Si opta por comer alimentos nutritivos y saludables, este método le puede ayudar a disminuir las punzadas de hambre y a mantener estables sus niveles de azúcar.

  • Primero, aproveche la información nutricional que aparece en los productos empacados. Fíjese en el número de carbohidratos totales y no olvide considerar el tamaño de la porción.
  • ¿Cómo le puede hacer para contar los carbohidratos de los alimentos que no vienen con etiquetas, como las frutas y las verduras? En estos casos, es mejor consultar al médico para que le indique cuáles recursos están disponibles en español para ayudarle con esto.
  • Los restaurantes brindan datos nutricionales si uno los pide o bien los tienen en sus páginas web.

6] PIENSE EN LAS PORCIONES Aunque ya lleve años viviendo con la diabetes, es una buena idea que ocasionalmente revise sus conocimientos acerca de las porciones. Recuerde que las raciones de carbohidratos se basan en tamaños específicos de porciones. Entonces mida una porción de cereal. Sírvase 4 onzas (120 ml) de jugo en un vaso. “La mayoría de las personas comen mucho más de lo que se dan cuenta”, dice Campbell. Y las calorías provenientes de todos los alimentos afectarán los niveles de azúcar en alguna medida.

7] CUENTE CON EL CRITERIO DE SU CUERPO. Sin importar cuál sea su plan alimenticio, mida su nivel de azúcar en la sangre dos horas después de comer. “En general, el azúcar en la sangre deberá ser inferior a 160 —dice Campbell—. Si es más alto, probablemente se deba a que comió demasiado y/o que no tenía suficiente medicamento en su sistema”. Esté pendiente de las señales que indican una elevación en el nivel de azúcar en la sangre: sed, dolor de cabeza, orinar frecuentemente y fatiga. Si presenta cualquiera de estos síntomas, revise su nivel de azúcar en la sangre con su medidor

>