Top
Kraft
Recetario

Companero de Ejercicio

Cómo encontrar un compañero de ejercicios: 5 puntos importantes

Hacer ejercicio con un compañero puede brindar muchos beneficios. Ten en mente estos puntos cuando busques uno.

A todos nos cuesta movernos y seguir un programa de ejercicios. Pero hacer ejercicio puede resultar mucho más fácil con un compañero apropiado, porque ayuda a:

  • Ser más responsable: no te sentirías bien al dejar esperando a alguien en la esquina o en el gimnasio para la sesión de ejercicio.
  • Sentirse más motivado: la energía y el impulso de otra persona siempre ayudan.
  • El tiempo de ejercicio pasa más deprisa: convertir el ejercicio en un momento social hace que nos ilusione compartirlo.

¿Dispuesto a encontrar un compañero? Aquí hay cinco puntos importantes para ayudarte a buscar un compañero de ejercicio.

1.-Horarios compatibles. La mitad del esfuerzo no debe dedicarse a planificar el encuentro. Para hacer que el ejercicio sea más fácil, tú y tu compañero de ejercicio deben tener horarios laborales o domésticos parecidos. También es importante que esa persona no acostumbre a cancelar a último momento. Pregunta a tu potencial compañero lo siguiente: ¿Viajas a menudo? ¿Los compromisos con la familia o el trabajo frecuentemente te impiden cumplir con tus planes?

2. Ubicación, ubicación, ubicación. Tal como cuando compras una casa, la ubicación es muy importante al planear hacer ejercicio con un amigo. ¿A quién le gusta perder tiempo atorado en el tráfico en vez de estar haciendo ejercicios? Una buena regla básica: El tiempo de viaje debe ser la mitad o menos del tiempo que se hace ejercicio. ¿Piensan caminar durante 30 minutos? Escojan un lugar de encuentro a no más de 15 minutos de distancia. Ojalá puedas encontrar un compañero que viva a unas pocas cuadras de distancia. Pero no te limites a los que viven cerca solamente. Quizás puedas encontrar uno cerca de tu cafetería favorita o del trabajo.

3. Compartir los mismos objetivos. Tener las mismas metas asegura de que estarán haciendo el mismo tipo de ejercicio, tendrán la misma rutina y le dedicarán el mismo tiempo. A medida de que continúen ejercitándose juntos, también progresarán a un paso similar, alcanzando hitos en el camino y compartiendo consejos y motivación.

4. Nivel de partida. Evalúa tus potenciales compañeros de ejercicio en cuanto a su condición física y nivel de compromiso. Busca un compañero que tenga la misma condición física. De ese modo, evitarán que uno de los dos se quede atrás y se sienta derrotado después del ejercicio. Un compañero de ejercicio que está tan motivado como tú es una garantía de que no faltarán a las sesiones de ejercicio.

5. Otras opciones inteligentes. Incluso si prefieres ejercitarte solo o si no logras juntarte con alguien en forma regular, aprovecha tus redes sociales para motivarte. Te sorprenderás al descubrir cuántas personas buscan el mismo tipo de conexión y motivación para hacer ejercicio.

Recuerda consultar con tu doctor antes de empezar con un programa nuevo de ejercicios.

>