Top
Kraft
Recetario

Inténtalo: Baila para estar en Forma

Los ejercicios físicos no tienen que ser un gran esfuerzo. Diviértete en una clase de zumba o con otros movimientos basados en bailes populares.

La música latina flota en el aire y no puedes dejar de marcar el ritmo con el pie, de mover las piernas, las caderas y de pronto, nadie puede pararte en la pista de baile. Zumba, un nuevo sistema de ejercicios, se ha hecho muy popular en todo el país y con justa razón: hace trabajar casi todos los músculos del cuerpo, proporcionando un ejercicio cardiovascular que ayuda a quemar muchísimas calorías.

Lo mejor de todo: Una clase de zumba parece más una fiesta que a una sesión de ejercicios. El tiempo pasa volando mientras sigues al instructor al son de la rítmica música. Y debido a que los movimientos reflejanla música, el ejercicio varía en intensidad, ayudándote a desarrollar y a tonificar los músculos.

Puedes encontrar clases de zuma en gimnasios, centros comunitarios y en las YMCA. Muchas veces no es necesario tener una membresía para participar en una clase, que usualmente duran cerca de una hora. También sepuede conseguir videos en línea. Aunque bailar zumba es muy popular ahora, aquí tienes otros tres sistemas de ejercicios basados en baile y que atraen a los que prefieren otros tipos de música.

Baile de salón (ballroom). Es una instrucción de danza más directa que ofrece un buen ejercicio mientras giras al son de viejas melodías. El baile de salón ayuda a desarrollar tu centro, los músculos de las piernas y también mejora el equilibrio. ¿No tienes pareja o tienes una reacia al baile? No te preocupes, en las clases a menudo emparejan a los que van solos.

Jazz estilo Las Vegas ¿Soñaste alguna vez con ser una bailarina de un show en Las Vegas? Quizás fingiste ser una durante un tiempo. En una clase de este estilo, aprenderás muchos movimientos para fortalecer los abdominales y mejorar tu postura al son de canciones como “Fever” de Peggy Lee. Después verás como al unir los movimientos toda la clase se forma en fila como las famosas bailarinas. Uno, dos, tres… ¡pierna al aire!

Bailar en casa. No necesitas una clase formal para disfrutar de la música y aprovechar de hacer ejercicio. Simplemente escucha tus melodías favoritas en casa y cuando estés sola, muévete al son de la música. Mientras te ocupas de los quehaceres domésticos, agrégales una pizca de “salsa” o de “rock” y baila escuchando canciones antiguas. Toda música sirve, siempre y cuando te haga ¡latir el corazón!

>