Top
Kraft
Recetario

Sólo 1 Cosa

Un estiramiento antes de levantarse
Aquí tienes un ejercicio que energizará tu cuerpo antes de que salgas de la cama. Tendida de espaldas con los brazos estirados a los lados del cuerpo y las palmas hacia arriba, lleva las rodillas hacia tu pecho, juntando los talones y separando las puntas de los pies. Mantén los talones juntos mientras estiras las rodillas y extiendes las piernas hacia arriba, presionando los muslos firmemente. Haz una pausa, luego dobla las rodillas al pecho. Repite esto 10 veces lentamente.

Una caminata al despertar
Una caminata de 10 a 30-minutos después del desayuno puede ayudarte a alcanzar el nivel de azúcar deseado. El ejercicio también ayuda a fortalecer el corazón y te sentirás más alerta. Lleva contigo una bebida lista para beber sabor naranja CRYSTAL LIGHT Ready-to-Drink Sunrise Classic Orange para refrescarte en la mañana e ingerir 100% del Valor Diario de vitamina C. Asegúrate de informarle sobre tu nueva rutina de ejercicios a tu doctor o educador de diabetes.

Tiempo para hacer nada
El estrés puede ser desastroso para el nivel de azúcar. Aparta por lo menos 20 minutos diarios para hacer absolutamente nada y anótalo en tu calendario. Cuando te permites descansar de la actividad constante, puedes retomar tus responsabilidades totalmente refrescada. Una sugerencia relajante: Siéntate y saborea una taza de Té caliente de especiasHealthy Living.

Disfruta el sueño necesario
La falta de sueño puede afectar negativamente la capacidad de tu cuerpo de usar insulina. Establece un ritual nocturno para fomentar la calidad del sueño, tal como darte un baño, leer o irte a la cama en un ambiente tranquilo y confortable a la misma hora todas las noches. No hagas ejercicio unas cuantas horas antes de acostarte.

Un buen registro para un mayor control
Si te confunden tus subidas y bajadas del nivel de azúcar, lleva un registro de tus actividades, medicamentos y alimentos. Comparte esto con tu doctor, junto con otras notas sobre enfermedades, problemas para dormir o estrés y concéntrate en tus áreas problemáticas para controlar mejor tu diabetes.

Visitas más positivas al doctor
Tú y tu doctor son socios que comparten un mismo objetivo: tu buena salud. Ten una actitud positiva y llévale una lista de preguntas (anota las respuestas del doctor), comparte tu registro de actividades, medicamentos y alimentos y participa activamente en las decisiones sobre tu salud. Si las visitas al doctor te ponen tensa, planea algo agradable para hacer después ese mismo día… algo como visitar a un amigo o comprar flores frescas en la florería de tu barrio.

>